lunes, 6 de septiembre de 2010

Cuando la Nostalgia te golpea

La verdad es que hacía tiempo que no me cogían ataques de necesidad de escribir. No sé si será el final de las vacaciones y la vuelta a la rutina o el otoño que se acerca a pasos agigantados mientras las horas de luz van disminuyendo, pero es cierto que septiembre suele ser el mes en el que mi necesidad de plasmar lo que siento sobre el papel (o la pantalla) recrudece.

Son algo más de 6 los meses que han pasado desde que me fui, acompañada de cinco amigas al primer concierto de lo que iba a ser mi mini-gira 2010. Era el viernes 26 de febrero, se producían en Alemania, en el Arena de Oberhausen… lugar mítico, era con cinco TAs, también estaba Baltasar, e iba a ser una experiencia inolvidable, una más, como todo lo que hago en torno a Tokio Hotel. Unas semanas más tarde, una fan-action en Madrid que llamaría la atención del grupo, y una firma de discos en Lisboa desatarían también multitud de sentimientos, entremezclando nervios, impaciencia, alegría, felicidad,… sin olvidar tristeza cuando todo se acababa…

Algunos lo llamarán locura y falta de madurez, yo prefiero llamarlo ganas de sentirme viva… al fin y al cabo, si no fuese por estos cuatro germanos, mi vida no tendría el mismo rumbo y su sabor, de existir, sería, sin lugar a dudas, muy amargo. Aunque no lo sepan (seguramente nunca lo sabrán), debo mucho, muchísimo, al grupo. Apareció en mi vida cuando ya me había dado por vencida, cuando había dejado de intentar encontrar una salida viable.

Unos meses después de haberles descubierto, habiendo viajado para asistir a un primer concierto sola donde me sentí muy desplazada, siendo yo bastante mayor que los fans que tenía alrededor de mí (no contemos a los padres que acompañaban), y preparándome para asistir, de nuevo sola, a otro concierto, entré en el foro español, donde conocí a seguidoras como yo… a quienes realmente les importaban la música y las letras, y que me recibieron como si siempre hubiese hecho parte de este grupo. Este grupo, las TAs, donde todas somos tan diferentes y sin embargo, tan iguales. Este grupo ha conseguido hacerse muy presente en mi mente y en mi corazón. Sus miembros, aunque físicamente lejos en su mayoría, se han convertido en amigas y, pase lo que pase, por más lejos o más cerca que esté, las TAs estarán presentes.

En estos momentos en los que estoy pensando y analizando que dirección y que sentido dar a mi vida, sé que, numerosos son los flashes que asaltan mi memoria. Que sean de conciertos pasados, de quedadas y momentos TA, las imágenes no dejan de pasar ante mis ojos, como si de una película se tratase. Pase lo que pase, Tokio Hotel es y siempre será una parte de mi vida, está y siempre estará en mi piel.

¡ Gracias TAs !

¡ Gracias Tokio Hotel !
y gracias por leer

2 comentarios:

Juls dijo...

Jo Karo...q bonito!!!
Pero tienes razon en todo...lo podran llamar como les de la gana...pero dan la vida...q bien lo has descrito!!
Lo q hace la vuelta al trabajo, te paras a pensar en retrospectiva...
Gracias a TI x estar ahi siempre!!!

Maresa dijo...

Touchée por tus palabras..¡Gracias!

No sé que más podría añadir, la verdad.

Publicar un comentario

Debido a la falta de corrección a la hora de escribir y expresaros en este blog. Vamos a comenzar a validar los mensajes que enviáis. No publicaremos:

1. Todos los comentarios insultantes, soeces con malos modos o palabras serán eliminados.
2. Todos aquellos comentarios con mayusculas y minusculas intercaladas,vocales intencionadamente repetidas y escritos en lenguaje de sms
3. Todos sabemos que Tom es grande, guapo y estais enamoradas de él. Por favor, absteneros de declaraciones amorosas.

Todas las opiniones son bienvenidas en este blog. Solo os pedimos formalidad y respeto a la hora de expresaros.

Tened en cuenta que esto se lee en muchos paises gracias al traductor, y que si no escribis correctamente no funciona por lo que vuestros mensajes no se entenderan.


Saludos,

Staff Tokio Hotel EU